Te contaré como ha sido mi trayectoria profesional y vital

La fascinación y admiración por la Naturaleza me viene desde que era semilla dentro de mis padres. Gracias a ellos aprendí el oficio de la horticultura y el saber comportarme con humildad y nobleza. Desde mi niñez he sido sensible a la diversidad, pues yo misma era diferente por no tener la talla estándar y ser bastante tímida y acomplejada.

Me licencié en Psicología, confiando en poder aportar algo al mundo enfermo e injusto que observaba, brotado de infelicidad colectiva, cada vez más deshumanizado e individualista.

Me licencié en Psicología, confiando en poder aportar algo al mundo enfermo e injusto que observaba, brotado de infelicidad colectiva, cada vez más deshumanizado e individualista.

Me especialicé en Psicoterapia Gestalt, para resolver los asuntos pendientes conmigo misma, como mi autoestima y también para adquirir herramientas como psicoterapeuta. He de decir que la amistad y la soledad me han ayudado mucho en mi camino de crecimiento personal.

Durante años trabajé en el ámbito de la Psicología Social y Comunitaria, con colectivos vulnerables y proyectos de desarrollo comunitario. También exploré formas de vida diferentes: viajé, viví en comunidades alternativas de un modo sostenible y más salvaje… me acerqué y ya no pude alejarme de la Naturaleza, pues en ella he encontrado mucha paz, riqueza y salud. Me dí cuenta de que no solo tenemos responsabilidad sobre nuestra propia vida, sino también como miembros de este planeta vivo e interconectado.

Por ser migrante, mis titulaciones no valían nada en Perú, donde viví casi dos años

Por ser migrante, mis titulaciones no valían nada en Perú, donde viví casi dos años, gracias a lo que me reconecté con mi faceta de artesana, lo que me permitió explorar nuevas formas de meditación activa y, en un sentido más profundo, aprendí con la experiencia que la vida es pura adaptación y que todos tenemos la posibilidad de transformar nuestras vidas. Estudié joyería y en las calles donde vendía mis joyas, conocí al que hoy es el padre de mi hija. (enlace a @muchic.artnatural)

Decidimos venir a criar a la España rural, donde años atrás había sentido el abrazo del Valle de Olba, en la provincia de Teruel. Tras haber sido revolcada por mi maestra: la maternidad en innumerables ocasiones, puedo decir que también me siento feliz y creciendo. Eso no quiere decir que ya no sufra nunca, o no tenga altibajos, sencillamente es que valoro mi vida, acepto lo que hay, me trato con más cuidado y me acompaño con conciencia y cariño, me sientan bien cosas sencillas como contemplar y respirar un paisaje natural o cultivar la huerta mientras escucho los pájaros.

Como un regalo llegó a mí la Ecopsicología, que vino a unificar: mi visión sobre el ser humano como vida en desarrollo, mi trabajo como acompañante y mi misión de apoyar a la regeneración de la vida, de lo individual a lo colectivo, del egocentrismo al ecologismo profundo

El dolor de la Tierra me entristece profundamente, sin embargo este dolor nunca me ha paralizado mucho tiempo, sino que me ha movilizado a hacer una vida más coherente, a cuidar activamente de ella como fuente de bienestar, a basar mi trabajo en la experiencia de ser Naturaleza como herramienta terapéutica con la que aportar luz y esperanza a las personas que se han desvinculado del latido de la vida. Los baños de flores y de bosque se han convertido en mis rituales meditativos de sanación. Y quiero compartir contigo la sanación natural que nos ofrece el planeta en el que hemos tenido la suerte de nacer.

Actualmente además de ofrecer acompañamiento psicológico individual y a grupos de crecimiento personal, soy fundadora y parte activa de la Asociación Espiral, en la cual cocreamos con bellisimas personas amigas del Valle de Olba el sueño un vergel donde regenerar la vida y nuestro vinculo con ella, a través de la agricultura natural y regenerativa, la práctica de la Ecopsicología, el trabajo con plantas medicinales, la sabiduría ancestral, y la permacultura. Un espacio para la experimentación, la integración y la transformación social hacia un nuevo paradigma que apueste por el cuidado de la vida.

Te invitamos a tomar Inspiración conociendo nuestro proyecto, a estar en contacto con las plantas, la tierra, la comida y expresión natural que se da a cada momento, en cada estación, a vivir experiencias algunas más intelectuales, otras más corporales, pero todas ellas experienciales, sin virtualidad. No se puede tocar la tierra desde la pantalla. (INCLUIR ENLACE A DONDE ESTAMOS)

Además, colaboro con otros proyectos entre los que quiero destacar “De Puertas para Adentro” un proyecto social contra la violencia y para la promoción del buen trato. (Enlace a Facebook)

Quiero compartir contigo la sanación natural que nos ofrece el planeta en el que hemos tenido la suerte de nacer.